Vinyasa es una palabra en sánscrito que se utiliza en yoga con varios significados. Etimológicamente, nyasa quiere decir “poner”, yvi “en un lugar en concreto”.

 

En yoga, el primer significado de Vinyasa es “unión de respiración y movimiento”. El tradicional saludo al sol es un ejemplo de esto, cada movimiento va unido a una parte de la respiración: Como norma general,

la inhalación corresponde con movimientos de apertura; y cerramos o flexionamos al exhalar. Cuando lo practicas, puedes sentir que casi surge de forma natural, se trata de facilitar los movimientos respiratorios: abriendo al inhalar para usar toda la capacidad de nuestros pulmones, y cerrando al exhalar para facilitar el vaciado.

 

Se utiliza para mantener la concentración (en lugar de pasar de una asana a otra sin más), y también para equilibrar el efecto de una postura, neutralizar y prepararse para la siguiente.

 

Estos movimientos requieren energía, y ayudan a producir calor interno; el fuego (agni) purificador.

 

Por último, Vinyasa es el nombre con el que se conoce a una forma de práctica que hace énfasis en la unión de unas posturas con otras, de una manera fluida (flow). Se deriva del primer significado, la unión de respiración y movimiento.